Criterios para evaluar la información

 

A fin de asegurar que la información electrónica utilizada es verídica y confiable, se utilizan criterios básicos de evaluación, tanto de la información como del sitio web, tales como:

 

Autor: puede ser personal o corporativo (empresas o instituciones). Este criterio no debe confundirse con el sitio web que respalda la información (publicación responsable). Se revisará:

  • El nombre del autor
  • La existencia de un currículum o biografía del autor
  • La existencia de un correo electrónico del autor
  • La existencia de una página personal del autor.

Publicación responsable: se refiere al sitio web anfitrión que alberga o respalda la información del recurso informativo. Se analizará:

  • El tipo de sitio según su sufijo: .edu, .gob, .com, .net, .org, etcétera.
  • La procedencia del sitio de acuerdo al dominio territorial: .mx - México, .br - Brasil, .uk - Reino Unido, .us - Estados Unidos, etcétera.
  • La calidad y tipo de publicidad que contiene el sitio: puede ser indicativo de la fuente de financiamiento del sitio.
  • El tipo de audiencia a la que se dirige el sitio.

Tendencia del recurso: indica el propósito del sitio web y del recurso informativo. La importancia de este criterio dependerá de la necesidad de información. La tendencia puede ser:

  • Informar.
  • Explicar.
  • Promover (vender).
  • Entretener.

Actualidad de la publicación: se deberá distnguir entre la fecha de publicación, la fecha de actualización y la fecha de copyright. La importancia de este criterio dependerá de la necesidad informativa. Se revisará:

  • La fecha de publicación del recurso.
  • La fecha de la última actualización del sitio.
  • Los enlaces activos contenidos en el recurso (indicativo del mantenimiento dado al sitio y al recurso).
  • En caso de no presentar fechas visibles, se verificarán otras fechas de "referencia": fechas en gráficos, tablas o estadísticas que contenga el recurso.

Análisis del texto: revisión de la coherencia de la información, que puede incluir:

  • Metodología expresa o tácita.
  • Secuencia lógica del texto.
  • Bibliografía de apoyo.
  • Argumentación clara y entendible.
  • En caso necesario, se comparará la información con otros documentos de la misma temática para confirmar su veracidad.